Cejas Divinas

Regresar
Setiembre, 05 del 2018

 

Si las cejas son abundantes y no existen espacios vacíos no es necesario pintarlas, basta con pasarles un peine.  

Mientras Rihanna impone la moda de las cejas ultra finas, expertos cuentan qué estilo conviene según el tipo de rostro.


Una nueva tendencia llegó al mundo de la belleza. Se trata del regreso de las cejas ultra finas, a raíz de que la cantante Rihanna se luciera con ellas en la última portada de la revista Vogue, edición británica. Y aunque pareciera que esta propuesta, que se llevó por los noventas y que en su momento fue la favorita de Cameron Díaz y de Drew Barrymore, ha empezado a cautivar nuevamente, los expertos aconsejan no seguir esta moda, pues se trata de cejas muy falsas que alejan al makeup de la naturalidad. “Siempre pediré a las mujeres que no se guíen por la moda y que, por el contrario, se maquillen según reglas estéticas. En este caso, antes de depilar y pintar las cejas, deben observar la forma de su rostro”, afirma Verónica Olaechea, cosmiatra y maquilladora.


Para esto, las pautas son simples, aunque no se cumplen a rajatabla, pues aquí también influye el tamaño de la nariz o de la boca: “Si la cara es redonda, lo mejor es llevar cejas curvilíneas para ampliar la mirada y así estilizar visualmente el rostro. Y si la cara es alargada o en punta, entonces, las cejas rectas ayudarán a generar un efecto de “corte” en el rostro y minimizarán así su tamaño”, dice Verónica. ¿Y qué pasa con la cara cuadrada o angulosa? “En este caso –comenta la experta-, las cejas redondeadas (más arqueadas que las curvilíneas) son perfectas para aportar movimiento y disimular los ángulos del rostro”.


Y si se trata de grosor, Christian Matta, makeup artist de NYX Professional Makeup, asegura que lo ideal es que las cejas sean proporcionales al rostro. “Si la cara es redonda, amplia, las cejas gruesas son las indicadas; y si es ovalada o delgada, lo mejor es lucirlas finas”.


De izq. a der.: Kendall Jenner. La modelo y empresaria usa cejas casi rectas y pobladas. Kim Kardashian. Envidiada por sus cejas pobladas y curvilíneas. Jennifer Lopez.  Sus cejas redondeadas y definidas marcan su expresión.


Cómo depilar y maquillar

Después de identificar el tipo de ceja que más favorece al rostro, se pasa a depilar. Primero, con un lápiz blanco o color piel se dibuja la forma elegida guiándose por puntos de referencia: el punto más alto de la ceja, y también el comienzo y final de la misma. “No se deben quitar los pelitos por quitar, cada uno de ellos en conjunto arma la estructura de la mirada”, agrega Christian. Como tip: no es buena idea usar cera porque ésta sólo se emplea cuando se tiene vellosidad de al menos 3 milímetros de largo, lo que no pasa con las cejas.


Y para restarles volumen, explica Verónica, lo correcto es peinar todo el vello para arriba y luego, con una tijera pequeña, cortar el exceso. “Jamás retiremos los pelos largos con pinzas, pues se corre el riesgo de generar espacios blancos en esta zona”.


Luego de esto, toca maquillar. Primero, rellena las cejas con sombra, lápiz o gel para un efecto poblado y para, además, cubrir los espacios blancos. “Evita los colores muy oscuros y pinta desde la mitad hasta el final, nunca desde el inicio; de lo contrario, podríamos endurecer la mirada y evidenciar que llevamos cejas hechas”, recomienda Christian. Luego de esto, se perfila el contorno con un corrector claro y se aplica gel, ¡quedarán fijas y durarán todo el día!


Otra opción para unas cejas perfectas es recurrir al microblading, que es como un tatuaje semipermanente pelo a pelo que da un efecto de relleno, define y aporta un acabado muy natural. Porque las cejas, el marco del rostro, no se merecen menos. (Estefanny Jackson)




Comentarios
Artículos relacionados