Vanessa Terkes Con Nombre Propio

Regresar
Mayo, 13 del 2019

 

Siempre hay una primera vez, esta fue con tacos. Nunca los usa.

Cinco veces Vanessa. El número de la acción y la inquietud coinciden con la personalidad que ella encarna y con las veces que ha sido portada en nuestra revista. Hoy, ya casada con George Forsyth, vuelve a posar para el lente de Ellos&Ellas. Esta vez, en nuestra edición especial por el Día de la Madre.


Escribe: DIONNE COMETTANT

Vanessa Cvujetka Terkes Rachitoff o simplemente ‘la chata Terkes’ no necesita mucho maquillaje. Se mantiene regia a sus 42 años. El lente fotográfico la ama. No tarda en ganarse el cariño de quienes la rodean y, en cuestión de minutos, es inevitable que no te diga ‘hermana’ en alguna frase. Madre, actriz, conductora y, desde el 15 de setiembre, esposa del alcalde de La Victoria George Forsyth. En esta edición se confiesa con nosotras. Entra al estudio fotográfico a paso firme, sonriente y su voz se va escuchando mientras saluda a quien se cruce en su camino. Ahí, sentada, entre implementos de belleza empieza nuestra charla… 


–¿Cómo te has sentido con tu retorno a las pantallas?

–Me gusta mucho la conducción. Ahora estoy haciendo entrevistas en ‘La Sabrosura de Vanessa’, lo que para mí ha sido un respiro a todo. Es decir, yo llegué a Perú en julio del año pasado y no tenía trabajo hasta que esta oportunidad se dio. 


–Se extraña la pantalla…

–Sí. Aparte que el hacer ayuda social demanda tener caja chica. Pagar sanguchitos, refrescos, agua, es un gasto. Necesitaba trabajar. Yo no soy una mujer dependiente, para nada. Y no me gustar estar pidiendo. No, no, no.


–Para una mujer es importante trabajar…

–No trabajar nos limita. Las mujeres debemos trabajar para sentirnos mejor. Es bueno tener nuestro propio dinero. 


Inquieta como ella sola, Vanessa no para. Nos cuenta en exclusiva que está a punto de inaugurar una asociación de ayuda a los más necesitados. 


–Cuéntanos de tu nuevo proyecto…

–Estoy haciendo una asociación sin fines de lucro que se llama ‘Corazon Terko’. La asociación va a tener el apoyo de todos los, voluntariamente, se quieran sumar. A la gente le gusta ayudar. Creo que se puede cambiar el mundo con este tipo de iniciativas. Trataremos de llevar ayuda a nivel nacional. Mi padrino va a ser Andrés Hurtado y mi madrina Daniela Darcourt. Síganme en mi cuenta de Instagram @Vanessaterkes y en @corazonterko para sumarse a ayudar conmigo. 


–¿Tu hija será parte del proyecto?

–Ella es artista y queremos llevar cursos gratuitos de arte a los 10 puntos más pobres del país. Será la encargada de dictar estos talleres. Para que esto se haga posible lo único que estamos pidiendo es seguridad y agua a los municipios. Ya tenemos el apoyo de una empresa que nos donará los materiales. Estamos en la búsqueda de una empresa de taxis que se apunte con la causa. 


–Haces honor a tu apellido…

–Voy detrás de las cosas que quiero, las consigo y no me rindo fácilmente. Si terco es perseverancia, luchar por las cosas que quiero e ir tras mis sueños… Sí, soy terca.



Vanessa cuando cumplió los 9 años


–La gente podría decir que lo haces como campaña política, ¿cómo respondes a eso?

–No me interesa meterme en política. No estoy haciendo campaña política ni mucho menos. Al contrario, lo que hago es sin ningún tipo de interés más que las sonrisas o llantos que muchas veces comparto con las personas que conozco. 


–Tilsa Lozano prácticamente ha confirmado que tu relación con George ha terminado y que todo fue un show. ¿Cómo respondes a eso?

–A las personas que gastan el tiempo en hablar de mí les envío mucho amor, paz, luz y que sean felices. Nosotros estamos muy ocupados trabajando por hacer un mundo mejor. Todos los se quieran sumar son bienvenidos!


–No te gusta ser llamada primera dama de La Victoria, ¿no?

–Lo que pasa es que los alcaldes no tienen primeras damas. Yo no tengo un cargo público. A mí me gusta ayudar. Cuando George me pide ayuda yo voy corriendo. Él está en sus cosas y yo en las mías. Yo soy Vanessa Terkes y él George Forsyth. Estamos juntos pero cada quien tiene personalidades particulares. Yo ayudo, no por él, sino porque en mi camino encontré mucha gente que necesita de mi apoyo.


–¿Cómo lidias con los horarios de oficina de tu pareja? Me han contado que le llevas la lonchera…

–¡Qué chismosos que son! Jajaja. Sí, le llevo la lonchera. Contrario a lo que piensan, me gusta cocinar. Yo me enamoré de él cuando no estaba en política, pero entiendo perfectamente el compromiso que tiene. Es muy listo y va ser un gran alcalde. 


Vanessa y George  después de dar el sí en la iglesia San Pedro el 15 de setiembre del 2018.


Vanessa ha hecho de todo y se ha ganado un nombre por su trayectoria en televisión. Ya quisieran muchos actores conseguir una oportunidad en Televisa, donde ella fue figura por varios años. Además, la hemos visto en el cine, en el teatro, en la pista de baile, en la conducción y como parte de un reality donde nació su romance con George Forsyth. 


–¿Realmente te fuiste de viaje a México por temor?

–Yo me enteré del operativo un día después de que ya tenía comprado mi pasaje. De hecho le dije a George: “No me quiero ir, no te quiero dejar acá solo”. Pero él iba a estar más tranquilo sabiendo que yo estaba segura en otro lado. Además, yo tenía que hacer ese viaje porque había dejado muchas cosas pendientes allá. Tenía que vender mi carro, recoger ropa de la lavandería y cerrar cosas pendientes con Televisa. Televisa me dio la mano y no quería que las puertas se me cierren. Yo me enamoré y me vine dejándolo todo de un momento al otro. No planeé nada.


–Ahora que has ido a México, ¿te han propuesto nuevos proyectos por allá?¿Volverás?

–Quien sabe hermana. Ahorita me acaba de salir un comercial en México así que sí o sí debo volver, pero es solo por un día. 


–Y aquí, ¿vuelves a la actuación?

–Si Dios quiere empiezo a grabar una novela aquí. Por ahí puede que salga la conducción de un programa de televisión. Por el momento, estaré todo el mes de mayo conduciendo con ‘Chiki’ en Radio Corazón. El segmento se llama ‘Cosas del Corazón’ y va de 9 a 12 p.m.


–¿Te molestó ser mencionada por Pedro Moral en ‘El Valor de la Verdad’?

–Algo me comentó la gente. La verdad no lo vi.



No suelta el anillo de matrimonio


–Las declaraciones no fueron en tu contra…

–Es que no creo que pueda haber alguien que pueda decir algo en mi contra si de verdad me conoce. No lo digo por vanidad, sino porque soy muy simple. No necesito grandes cosas para ser feliz. Nadie puede decir ella es así o asa. No sé qué fue lo que dijo Pedro, me enviaron memes y me reí, pero después nada. Yo tengo un pasado, como todos, y no voy a llamar a alguien a decirle no digas tal cosa. No estoy pendiente de esas cosas. 


En setiembre del 2018 Vanessa y George contrajeron matrimonio. Vanessa, por su parte, fue madre a los 17 años y George aún no es papá…


–¿Te gustaría volver a ser madre?

–Yo creo en los tiempos de Dios. Los tiempos de Dios son  perfectos. A George le gustaría tener hijos y a mi hija, que es mi mejor amiga, le encantaría tener un hermano (a).


El brillo en los ojos de Vanessa cambia cuando habla de Sujetka Val, su hija. La fortaleza que había mantenido durante toda la conversación, se pierde. Recuerda la etapa más bonita y difícil que le tocó vivir, ser madre joven. Con la piel de gallina y los ojos llorosos toma aire y continua… 


–Hoy en día hay una mayor cantidad de madres jóvenes, ¿qué consejo les darías desde tu experiencia?

–Principalmente que lo que tienen es una bendición. Es difícil, me acuerdo cuando era chiquita. Me identifico con muchas de ellas. De chica no sabía que había instituciones que te podrían ayudar con esto. La vez pasada estuve con la ministra de la Mujer y hablábamos de la línea 100, a dónde pueden llamar y tener asesoría psicológica, incluso hay albergues gratuitos. No tienen que sufrir. Yo tenía el apoyo del papá de mi hija, pero hay muchas mujeres que no lo tienen. Luchen por sacar a sus angelitos adelante. Somos guerreras, las mujeres somos fuertes, lo podemos hacer. Evidentemente el mundo nos hizo para convivir en pareja, pero si eso no funciona salgan y busquen instituciones del gobierno. No están solas. 


Estuvimos en las grabaciones de ‘La Sabrosura de Vanessa’, esta vez con Ducelia Echevarría. 


–¿Te molesto que tu hija sea blanco de críticas en redes sociales? 

–Ella sabe defenderse muy bien sola, es igual que yo, no creemos en los estereotipos. Que se ponga el pelo corto, que haga lo que quiera hacer. La he criado siendo libre. Incluso a mí en algún momento me han criticado por ir con un pantalón de rayas y con una blusa blanca en verano a conducir un evento. Hay mucha gente de saco y corbata que no hace las cosas bien. Yo no trato de engañar a nadie, absolutamente a nadie. Al contrario, yo voy a seguir siendo la misma Vanessa Terkes que siempre han conocido. 


–Tu hija ha presentado a su novia. No sabías qué ella saldría en el programa aunque, como me dijiste, tú la has criado libre.

–No confundamos la palabra libertad. Criar libre a mi hija significa no imponerle todo, sino guiarla y apoyarla. Dejo que ella pueda elegir por sí misma y sepa diferenciar lo bueno de lo malo. Nuestro amor de madre e hija es mucho más grande que cualquier comentario negativo publicado. Estoy muy orgullosa de ella, aplaudo su valentía y el hermoso corazón que tiene.


–¿Hay algo de lo que te arrepientas?

–No. Todo lo que he hecho en mi vida lo he hecho con amor. Todo lo que ha pasado en mi vida ha pasado por algo. He tenido momentos muy difíciles y nunca he llegado hasta el hoyo más profundo porque siempre he sido de ayudar a los demás. Creo que por eso Dios no me ha dejado caer. 

Así, esta charla llegó a su fin. Una conversación que fue un volcán de emociones en el que se vio a una Vanessa más allá de un título. Un ser humano que ríe, se emociona y llora, pero que, sobre todo, se levanta. Éxitos. 





Comentarios