Los Juegos Previos

Regresar
Marzo, 27 del 2017

 

Si no te atreves a ser muy picante con lo que dices, prueba a decirle lo mucho que te gusta él con un susurro muy cerca al oído, veras lo que generas. 

Ya sea que tengas un nuevo novio o lleves varios años de convivencia con tu pareja, debes tenerlo muy claro: los preliminares son la base para una buena relación sexual. A continuación una breve maestría en los juegos previos. ¡Atrévete!


Cuántas veces te hubiera gustado tener a la mano un manual o a una amiga experta en develarte los secretos sobre un buen juego previo. Como nos explica la psicóloga española especialista en terapia sexual y de pareja, Marta Ibáñez Sainz-Pardo, “Es importante que antes de consumar el acto la mujer esté suficientemente excitada para que no haya molestias durante el coito y, por supuesto, para que disfrute”. Existen mujeres que poseen la virtud innata del erotismo, otras por el contrario, deben trabajar para desarrollarlo. Si eres de las segundas, esto es para ti. Pon en práctica estos consejos y esta noche sorprende a esa persona especial.


CONFÍA EN TI

Toda mujer tiene pequeños o grandes complejos, algo de nosotras que nos gustaría arreglar o mejorar. Pero cuando estés en la cama con tu pareja no es el momento de recalcarlo. No hay nada menos excitante para un hombre que una mujer diciendo: “no me mires los glúteos porque están un poco caídos” o “odio mis pechos pequeños”. Ponte en su lugar: cómo te sentirías frente a una pareja que no para de lamentarse de sus defectos. Él no es tu mejor amiga y en esa situación se espera vivir un momento de pasión no una sesión de autoaceptación. Si está a tu lado es porque te quiere como eres, por un momento olvida tu problema  y verás que la confianza en ti irá creciendo, permitiéndote experimentar nuevas cosas con tu pareja. Te aseguro que en ese momento, tu partner pensará en todo menos en tu celulitis.


PREPARA EL TERRENO

Cada vez nos volvemos más interactivos. Pasamos muchas horas al día en nuestras redes sociales, hasta a veces inconscientemente. ¿Por qué no aprovechar esta herramienta para calentar a tu hombre con frases picantes  durante el día?


Queda claro que cuando no estamos frente a esa persona nos es más fácil soltar una que otra insinuación. Pero hay que tener siempre en mente la regla clave: juega con el veo y no veo (si mandas fotos), y con el digo y no digo, no querrás pasar a lo vulgar.


Prueba con unas frases un poco subidas de tono, juega con el doble sentido y manda una foto sexy sin mostrar de más. Esto lo dejará pensando en ti todo el día y servirá con un buen aperitivo.


AL TORO POR LAS ASTAS

Si bien es cómodo para ambos jugar a la presa y el lobo y dejarse seducir permitiendo que  él tome la iniciativa, algunas veces, no está mal dar el primer paso en la cama. Para ellos también son importantes los preliminares “a nivel emocional no depende tanto del género como de la persona. Aunque es más habitual que las mujeres demanden más tiempo en estos juegos, muchos hombres también los necesitan”, comenta la doctora Ibáñez. Así, ellos tomarán de muy buena forma tu audacia, pues se sentirán deseados y ¿a quién no le gusta eso?


Te aconsejo que elijas bien el momento para tomar la iniciativa: si están pasando la final de la Champions League tal vez no sea un buen momento.


EL ESPECTADOR

El hombre es un ser visual por naturaleza. Deja la luz prendida o atenúala con una lámpara o velas. Encuentra un espacio en la habitación donde puedas moverte con fluidez. Coloca una silla y un poco de música y voilà: creaste la atmósfera de sus más profundas fantasías. No necesitas ser una experta en sexydance para volverlo loco. Déjate llevar por la música mientras te despojas de cada prenda. No olvides mirarlo a los ojos, el cruce de miradas es muy excitante. 


Si no estás segura de cómo moverte, guíate de algún video en Youtube y practícalo estando sola.


PUNTOS CARDINALES

Al igual que en nuestro cuerpo, los hombres poseen numerosas zonas erógenas (además de los genitales), o bien puntos anatómicos que, al ser estimulados (con besos, caricias o la lengua), provocan excitación sexual. 


Al norte tenemos los labios, el cuello y para algunos hombres los lóbulos de las orejas. Al este y oeste, los pezones son zonas sensibles también para los hombres. Por último, al sur, no puedes dejar de estimular el interior de los muslos, los glúteos y la piel sobre el hueso de las caderas.


CORO DE ÁNGELES

El sexo se disfruta con los cinco sentidos, por eso no puedes olvidar los estímulos vocales para encender la ocasión. Las más tímidas pueden empezar con un ligero suspiro o gemido en reacción a una caricia o beso placenteros. Para las más audaces, en cambio, es hora de ser más explicitas: indicar al partner qué y cómo nos gusta que se comporten en el previo resulta muy excitante para ellos, además aumentará el disfrute para ti.


Eso sí, evita dar órdenes. A menos que juegues a ser la generala y el cadete, ser muy mandona podría generar alguna reacción adversa. Lo importante es adaptar tu lenguaje a la personalidad de tu pareja.

 

Después de estas movidas ya tienes el terreno listo para que tú y tu pareja se dejen llevar. Recuerda que los preliminares son importantes para nosotras porque nos ayudan a conseguir la estimulación necesaria para llegar al orgasmo. (Alessandra Incandela)

Comentarios